Noticias

¿CÓMO SABER ELEGIR ENTRE UPS, SUPRESOR DE PICOS O REGULADOR PARA PROTEGER MIS DISPOSITIVOS?

En la actividad diaria, siempre se corre el riesgo de que se vean  afectados nuestros aparatos eléctricos, esto puede, muchas veces, dar como resultado pérdida de información, tiempo y trabajo valioso, ya sea por errores humanos, incidentes con la tecnología o porque la naturaleza nos hizo una mala jugada.

En época de lluvia el riesgo de tener descargas eléctricas sin previo aviso, es alta, por eso en este artículo hablaremos sobre la diferencia real de protección que existe entre UPS, Supresores de Pico y Reguladores, que evitarán que tu información y trabajo se pierdan y, por supuesto, que tus aparatos no se dañen, recuerda que tus herramientas de trabajo son importantes.

NO BREAK O UPS

Su real función entra ante una ausencia repentina de energía al proveer de electricidad a los aparatos que se encuentran conectados. Connvierte la corriente directa en alterna y cuenta con baterías recargables y circuitos electrónicos que son los que pueden percibir cuando existirá alguna falta de energía y rápidamente proporciona respaldo de energía hasta que se agota la de sus baterías, previniendo así la pérdida de información y el apagado o falla de algún equipo.

La diferencia real entre un no break y UPS es que el no break podrá respaldar aparatos pequeños como una impresora o televisión, pero un UPS es un equipo con mayor capacidad que permite proteger equipos mucho más especializados y de mayor cuidado.

 

SUPRESOR DE PICOS

Llamado también “supresor de sobretensión transitorio” o “Surge Protective Device”, funciona cuando detecta un sobrevoltaje  transitorio, lo suprime y lo manda a tierra de manera que ese pico de voltaje no llegue a ningún equipo electrónico y se pueda descomponer. Es el maestro por excelencia ante una descarga.

 

REGULADOR

Como su nombre lo indica se encarga de regular el voltaje, más no de suprimir las descargas eléctricas, es decir que puede recibir una tensión eléctrica de voltaje variable a la entrada y dentro de un parámetro determinado, mantiene a la salida una tensión constante. Estos protegerán a los aparatos contra las variabilidades de voltaje. Su real función es la de proteger aparatos eléctricos contra la subida y bajada de voltajes, el consumo de dichos aparatos no deberá ser superior a la capacidad máxima del regulador.